Alumnos de la escuela Benito Juárez reciben clases en condiciones precarias.

Coatepec, Ver.- Padres de familia de quinto grado grupo “C” de la escuela Primaria Benito Juárez que dirige la profesora, Zozaly Zurita Pérez, en Coatepec, manifestaron su inconformidad pues sus hijos reciben clases en un pasillo de la escuela en condiciones precarias.

Entrevistados refieren que durante la pandemia la escuela de deterioró al grado que hay salones que no se están utilizando pues están en muy malas condiciones e inclusive una maestra del sexto grado le cayó un pedazo de una viga de madera.

Los inconformes dijeron que los alumnos están expuestos al viento, calor y el agua, pues cuando ha sido temporada de viento las fuertes rachas y tolvaneras vuelan sus útiles escolares, en la temporada de calor, los chicos terminaban muy acalorados pues sólo le pusieron una techumbre de lámina al pasillo.

Ahora que iniciaron las lluvias, el pasado jueves los niños terminaron mojados pues la tormenta fue muy fuerte y el agua le entraba por arriba, por los lados y por abajo corría chorros de agua.

Al respecto una mamá relató que “cuando los niños regresaron de la pandemia se dieron cuenta que nuestros hijos no tenían salón y pidieron hablar con la directora, la que les dijo que el problema se había solucionado y solo había puesto unas lonas en el pasillo para evitar que el viento ya no les diera de frente

“La directora nos dijo ya no les va a pegar el viento y efectivamente era sólo un pasillo tapado con unas lonas para esto los papás nos inconformamos y les dijimos que no estábamos de acuerdo en que los niños tomaran clases en ese lugar.

Ella argumentó que ya había pedido apoyo a espacios educativos y el municipio ya sí que inclusive había más salones así que no tenían un espacio, además le preguntamos que había pasado con la cooperación para el día del niño que antes de la pandemia se había solicitado y que ella pidió a los vocales que le dieran ese dinero y ella evadió el tema dándoles más opciones para los niños”, señalaron.

Dentro de las opciones que les dio fue que los alumnos tomaran clase en un edificio sindical, fuera de esta escuela o en la biblioteca de la ciudad, lo que no le pareció a los padres de familia pues si pagaban cuotas y cooperaciones, no estuvieron de acuerdo que los alumnos salieran de la institución.

“Los padres de familia le pedimos a la directora que nos diera la dirección como salón de clases y la directora dijo que si, pero no cumplió, a nuestros hijos les dio una bodeguita de 4 x 4, donde se guardaban materiales de Educación Física y así siguieron los niños hasta finales de febrero donde regresaron todos de manera presencial y este espacio ya no fue suficiente”, subrayó.

A principios de marzo este grupo lo mandaron a un pasillo, donde les pusieron un techo de lámina, una reja y sin puerta, sin que cumpliera con lo necesario que necesita un salón de clases, el problema fue cuando empezó la temporada de lluvias.

“El pasado jueves se vino una lluvia muy fuerte y el agua se metió mojando todo, entro por los lados pues no tienen paredes y el piso es un “río”, pues por ahí corre el agua del patio, además todos los niños y su maestro terminaron todos mojados” lamentaron.

Por lo que estos padres de familia piden al delegado que tome de la SEV que intervenga para que a sus hijos se les asigne un salón digno, y los espacios improvisados que les han dado.

No queremos carpas, no queremos un cuarto de láminas que no tenga puertas, nosotros creemos que nuestros hijos como alumnos merecen un espacio digno, pues nosotros como papás cumplimos con cuotas, cumplimos con cooperaciones, con todo lo que se ha pedido siempre hemos cumplido”, concluyeron.

Deja un comentario